Una carta para mi nieto Vicente

Hola esta es mi primera participación en este blog y también escribiendo y mi deseo fue empezar por mi primer nieto, Vicente, y mi experiencia de abuela
Una carta para Vicente 
 
Tus papis ya se habían alejado, Sin saber que ya existías.
Cuando esa mañana acompañe a tu Mamita ver que sucedía…
Te vi. Aparecer ¡¡eras tan chiquito pero ahí estabas!!
No pude resistir tanta  emoción y rompí en llanto.
Comenzaron a pasar los días y los meses, ya tus padres estaban muy juntos, el milagro de la vida reflejado en ti los había unido de tal forma que de lejos irradiaban mucho amor y alegrías.
Sabía que eres un niño, porque ¡¡VICENTE!! ya te llamaban.
Pronto casi sin darme cuenta llegaría ese día, ese día que por fin te conocería, esa  temprana y fría mañana y de pronto te vi, aparecer en los brazos de la enfermera, miré tu carita entre azul y rosada y de pronto sentí a tu padre nuevamente  en mi regazo, eras tan parecido que hiciste volver atrás ese tiempo transcurrido. Pero ahí estabas recordándome el pasado.

La familia se ha revolucionado con tu llegada y levanto con altivez la cabeza cuando dicen “ese es tu nieto” con esa carita de ángel me has hecho sentir  lo que es ser una abuela.
Hoy ya caminas, de un lado para otro yo te pillo tu me pillas y vuelvo a ser una niña, y convertidos en remolinos de saltos cantos y alegrías.
Gracias mi niño adorado has cambiado mi vida, cada día verte es una nueva alegría, verte crecer sanito y lleno de picardía, y ese gran privilegio de sentir como se  agranda  mi corazón de  tanto amarte.
Cuando llegue ese momento en que ya no estaré contigo, quedara en tu mente lo que ambos hemos vivido, doy gracias a Dios por semejante regalo has iluminado  de amor toda mi vida.
Tu abuela Cecilia

|

Comentarios

Tu texto refleja todo el amor que sientes por él, ambos son muy afortunados de tenerse el uno al otro. Los niños son la mayor maravilla del mundo y nos hacen ser mejores personas.

Saludos.

-----------------
Pachi Vargas

Realmente creo  se vive la mejor etapa de la vida al disfrutar, apoyar, escuhar y enseñan a nuestros niet@s.

Disfrutamos con sus preguntas respuestas y conductas y cada cual expresa segun su  crecimiento el que captamos en forma sorprendente. Sus respuestas tan sinceras e inocentes, realmentes nos convencen y emocionan !que daríamos para que muchos adultos respondieran con esa espontáneidad  y verdad!

Sus conductas riezgozas, dinamicas e imprevistas requieren siempre el cuidado y apoyo  de los mayores.

Qué rol tan importante cumplimos los adultos mayores en el crecimiento de la empresa familiar, donde nuestros hijos se centran más en la atencion de sus labores que el compartir con sus hijos. El mundo de hoy lo exige así y por fortuna los abuelos y abuelas, aparte de dedisfrutarlos, les enseñamos en su primera  formación de la personalidad, etapa más importarnte  centrada en la comunicacion con amor.

Por algo Humberto Maturana  señala la importancia de la relacion de los abuelos y abuelas, que se expresará muy despues en la formación profesional y laboral  de esos regalones y ragalonas. No todos tiene accceso a esos conocimientos de la afectividad, que son tan importantes también en que les enseñamos a ser abuelos y abuelas en las futuras generaciones y esa dedicación a los nietos  es la mejor y verdera herencia que  podemos dejar, herencia que no se termina y evita la separacion de los hijos cuando la herencia  es material y considerable.

Sigamos Cecilia, disfrutando en nuestra mejor edad con  esas preciosuras que son nuestras proyeciones geneticas, familiares culturales y educacionales .

ES LA VERDADERA HERENCIA SIN LUGAR A DUDAS. 

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar