Estoy enamorado... y esta poesía la escribí para la mujer que amo

Los goces del cuerpo y del alma

Que tú me das sin pedir a cambio

Ni un verso ni una flor ni nada

Multiplican mi sentimiento de amor hacia ti

Y condicionan este mundo que construimos

Juntos, ladrillo a ladrillo,

A moverse entre los límites del infinito

Buscando afiebradamente

Convertirse en realidad…

¿Les gusta? Si es así, me alegro. Este verso expresa lo que siento por la mujer que amo. Todos amamos a alguien, y yo no soy la excepción, y lo declaro abiertamente. Es mi condición humana.

Pero también es un ejercicio dentro de la línea de investigación que estoy llevando, privadamente, en estos momentos. ¿Cómo moverme en la caverna platónica, en el mundo de las ideas, con símbolos provenientes de una disciplina tan especulativa y alejada de lo cuantitativo como lo es la poesía. Para mí, la poesía es matemática, y así lo siento; pero me esfuerzo por encontrar la plataforma que permita pasar de una simbología a la otra sin traumas ni restricciones… y me cuesta. Pero siento que voy en camino.

¿Para qué? Porque soy un convencido de que más aporta a la humanidad el hombre que hace crecer una brizna de pasto en el desierto que el que crea una sinfonía o diseña una filosofía. Sí, me declaro abiertamente materialista y funcionalista… y sin embargo, estoy enamorado. ¿Contradicciones? No, en absoluto. Es simplemente el funcionamiento de una ley matemática: todo comportamiento, y el mío no es una excepción, oscila alrededor de un parámetro con ciertos niveles de variabilidad que son medibles a través de una desviación estándar. Es decir, dentro de mi materialismo y funcionalismo, que parece tan burdo y brusco, existen algunos ahí que se mueven aleatoriamente y que van configurando un mundo propio… quizá un mundo mágico.

Por eso. Porque creo que todo debe tener una razón, ya que todo tiene una consecuencia. En esa óptica, me rebelo ante la idea de que la poesía no sirva más que para expresar belleza. Yo la veo, la intuyo, como una herramienta potente que ni siquiera los poetas han logrado percibir. Debe de servir para algo más que para decir cosas bonitas….

Por ejemplo, ¿cómo leo la poesía que le he escrito a la mujer que amo?

Si el amor es X y los goces Y, entonces los 4 primeros versos se pueden escribir como….

X = AY

En que A es el parámetro de multiplicación a que alude el verso. Cada cual tiene su parámetro. La mayoría dice “inmensamente” o “más grande que un buque”. Ese mismo parámetro puede volverse negativo en una situación de pérdida del amor.

Por otra parte, esa ecuación anterior (que refleja un comportamiento, el comportamiento de los goces y el amor) tiene lo que se llaman restricciones; es decir, se debe cumplir que…

- inf < X < + inf

En que “inf” significa el infinito, y como ven los límites son todo el espectro de números, del “menos” infinito al “más” infinito. Con eso están escritos los versos 5, 6, y 7.

Por último, hay una función de tendencia, mostrada por los versos 8 y 9:

X --> R

En que R refleja el concepto de realidad. Es una función de límites.

Esto es lo que ando buscando. Esto es lo que quiero lograr: convertir a la poesía en un instrumento de modelización. Y comprender, por último, cómo es que funciona este mundo ya que por todas partes veo poesía y también matemáticas…. Y no las veo tomadas de la mano.

Si entro a la sala de clases, no veo a mis alumnos, no miro sus personas. Veo una Matriz de mxn formada por mis alumnos Aij que espera ser sumada o multiplicada por un vector P (yo y lo que enseño) de manera que al final de la clase la Matriz siga siendo de dimensión mxn pero ya tenga la forma PAij…. Y al mismo tiempo, veo belleza en esas caras hambrientas de conocimientos y hasta escucho música en sus estados alertas y su curiosidad. Lo que busco es el símbolo universal, que me permita moverme entre la matemática y la poesía sin tener que saltar vallas, como en estos momentos. La poesía y la matemática, tomadas de la mano… porque son una sola cosa.

Mientras tanto, mientras sigo investigando, miro la cara de la mujer que amo, de la que estoy enamorado, miro su cuerpo turgente y curvilíneo, y pienso… que belleza hay en las funciones hyperbólicas. Pienso en Y=""""sinhX...""" que" es la función que dibuja su cuerpo.

Y pienso en X=""""AY"""" lo que significa: GRACIAS POR SER COMO ERES. GRACIAS POR AYUDARME DESDE TU MUNDO MÁGICO. SIN TI NO PODRIA AVANZAR, MENOS LOGRARLO.

Como ven, estoy enamorado. De una mujer, de la poesía y de la matemática.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar