15 de Junio. Dia Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

Al tratar a las personas Adultas Mayores,
pareciera
que nos encontramos
frente a unos seres vencidos
por el tiempo,
cuando en realidad ellos son
los vencedores del tiempo.

Verónica Rodríguez

 

El 15 de junio de 2009,  se conmemora el  Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, una oportunidad para enfrentarnos a un tema que nos compete a todos: el envejecimiento.

El primer día mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez fue conmemorado el 15 de junio de 2006 en las Oficinas Centrales de Naciones Unidas. Este día fue establecido por Naciones Unidas a instancia de INPEA (Red Internacional para la Prevención del Abuso y Maltrato en la Vejez), basándose en el Plan de Acción de la Segunda asamblea Mundial sobre el Envejecimiento llevada a cabo en Madrid en el 2002, que en el artículo 5 de la Declaración Política nos dice: “Estamos decididos a eliminar toda forma de violencia, discriminación y maltrato contra las personas de edad…”

El segundo Día Mundial, fue organizado por la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza y el Tercer Día Mundial se realizo en Ottawa, Canadá, convocado por INPEA (International Network for the Prevention of Elder Abuse) y la Red para la Prevención del Abuso y Maltrato en la Vejez Canadiense.

En el mundo el abuso, maltrato y negligencia hacia las personas Adultas Mayores no es reconocido o es tratado como un problema del que no se habla. Infelizmente, ninguna comunidad o país en el mundo esta inmune al flagelo de la violencia. El informe Mundial sobre Violencia y Salud (OMS, octubre de 2002) indica –por primera vez-, que la violencia ha alcanzado tales niveles que se ha constituido como un problema de Salud Publica Mundial. La violencia es un problema complejo, relacionado con esquemas de pensamiento y comportamiento conformado por multitud de fuerzas que pueden traspasar las fronteras.

En nuestro país asistimos con gran preocupación ante el permanente incremento de hechos delictivos de los cuales son victimas las personas Adultas Mayores.

En Veracruz –nuestro estado- no es la excepción, suceden hechos que son del conocimiento público que afectan a las personas Adultas Mayores en sus vidas, su bienestar, su dignidad y su salud, tanto en el área urbana, rural e indígena. Sufren un fuerte impacto emocional al ser estafados, robados, agredidos verbalmente y/o golpeados.

El ser humano empieza a envejecer desde que es engendrado, y socialmente la agresión más dañina que se comete hacia las personas Adultas Mayores, se debe a que tiene en su raíz un proyecto de ser humano joven, fuerte, sano, bello y de plena edad productiva, una imagen que hace mucho daño a la capacidad de enfrentar el dolor, el limite y la muerte, tan propios de los procesos humanos. Este modelo, enraizado en la cultura, supone maltrato porque crea frustración, un gran sentimiento de inferioridad, de poca estima y la creencia de que las personas Adultas Mayores son insuficientes en sus aportes sociales, como económicos.

Es importante mencionar que las personas Adultas Mayores, victimas de la violencia, tienen  una mayor prevalencia de presentar Síndrome de Estrés Postraumático, Crisis de Ansiedad, Fobias, Pánico, Trastornos por Somatización y Depresión, sienten afectada su integridad, se perciben como grupo altamente vulnerable y aún más pueden experimentar un fuerte sentimiento de asilamiento frente a estos hechos, situación que como parte de un circulo vicioso aumenta su vulnerabilidad generando así las posibilidades que la violencia se repita.

 

En general, las personas mayores no reconocen o no identifican haber sido víctimas de algún tipo de maltrato porque no saben como hacerlo, ya sea por impedimento físico, por temor a perder el apoyo de su familia o por vergüenza de hacer pública su situación, son muchas las situaciones de maltrato que ellos viven

 

A las personas Adultas Mayores se les debe brindar ayuda asistencial y también oportunidades para compartir sus experiencias y hacer ver a la sociedad que aún tienen mucho que aportar a su entorno y al desarrollo de la comunidad. Las personas Adultas Mayores tienen todo el derecho a ser consideradas en el desarrollo integral de nuestro Estado de Veracruz. Creando una relación intergeneracional, es decir, que unidos/as niños/as, jóvenes, hombres y mujeres, del norte y del sur, ya sean de zona urbana, rural o indígena, de cualquier condición social, credo, sean partícipes de la construcción de un Veracruz más justo y fraterno para todas las edades. Se invita a que aprendamos tratar a todas las personas Adultas Mayores con dignidad y respeto, por que es el  que se merecen, pues son educadores de los nietos, especialmente en los sectores populares y son un insustituible recurso familiar, sobretodo hoy día, que ambos padres, trabajan fuera del hogar.

Aunque este tema  haya  pasado de largo, para muchas personas es indudable que el sufrimiento que provoca el abuso y el maltrato, será la herida abierta al final de la vida.

La propuesta oficial de INPEA (International Network for the Prevention of Elder Abuse,  Red internacional creada a raíz del Congreso Mundial de Gerontología de Adelaide, Australia en 1997, entre sus objetivos se plantea el incrementar la conciencia pública internacional sobre los problemas ligados a la violencia y los abusos contra las personas mayores),  es la de caracterizar el 15 de JUNIO como un momento de reflexión en todo el mundo acerca del abuso, maltrato y negligencia hacia las personas Adultas Mayores, haciendo hincapié en la necesidad de comprender la magnitud del problema, como así también las iniciativas de prevención necesarias para llegar al objetivo.

Verónica Rodríguez Estrada

Gerontóloga

 

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar