Los salmos de la familia

Los Salmos de la Familia (Salmos 127 y 128)

            No me recuerdo cuando comencé a estudiar y meditar en estos salmos. Por lo tanto, deben hacer ya muchos años. Tampoco me acuerdo si lo que estoy escribiendo es original. Tal vez no lo sea.
            Siento un fascínio especial por los salmos al recordar que estos son cantados entre los judíos. Una forma diferente de música sacra.
            Me llamó la atención cuando estos dos salmos son estudiados en conjunto.
            Hice las siguientes consideraciones. Parece ser que hubo un desarrollo secuencial de ideas.

- El inicio Del casamiento y la construcción de la familia (Salmo 127.1,2)


            La familia debe estar fundamentada en Dios.
            La primera prioridad debe ser Dios, después la familia y por último El trabajo (ojo trabajólicos!).
            La bendición del trabajo, proviene de Dios!, cuando tenemos las prioridades correctas.

- El crecimiento de la familia y la llegada de los hijos (Salmo 127.3-5)

            Los hijos son vistos como bendición y regalo de Dios.
            En esa cultura, tener muchos hijos era señal de algo bueno
            Quien tuviese muchos hijos, no seria avergonzado. Al contrario.

- El desarrollo natural de la familia (madurez) (salmo 128. 1-4)

            Tu esposa e hijos serian bendición para ti si andas em sus caminos.

- La vejez en familia (Salmo 128. 5,6)

            Tendrías larga vida, al punto de ver progreso social y familiar. Convivirías com tus nietos.          

Salmo 127

  Cántico de ascenso gradual; de Salomón.

1 Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el SEÑOR no guarda la ciudad, en vano vela la guardia.
Psa 127:2  Es en vano que os levantéis de madrugada, que os acostéis tarde, que comáis el pan de afanosa labor, pues El da a su amado aun mientras duerme.
Psa 127:3  He aquí, don del SEÑOR son los hijos; y recompensa es el fruto del vientre.
Psa 127:4  Como flechas en la mano del guerrero, así son los hijos tenidos en la juventud.
Psa 127:5  Bienaventurado el hombre que de ellos tiene llena su aljaba; no será avergonzado cuando hable con sus enemigos en la puerta.

Salmo 128

  Cántico de ascenso gradual.

1. Bienaventurado todo aquel que teme al SEÑOR, que anda en sus caminos.
Psa 128:2  Cuando comas del trabajo de tus manos, dichoso serás y te irá bien.
Psa 128:3  Tu mujer será como fecunda vid en el interior de tu casa; tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.
Psa 128:4  He aquí que así será bendecido el hombre que teme al SEÑOR.
Psa 128:5  El SEÑOR te bendiga desde Sion, veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida,
Psa 128:6  y veas a los hijos de tus hijos. ¡Paz sea sobre Israel!

            Me llamó la atención hace unas tres semanas en El Mercurio del domingo los resultados de la pesquisa a respecto del matrimonio:

- 70 % de las mujeres son infelices en su matrimonio
- Las mujeres prefieren realizarse profesionalmente antes que familiarmente

Considerando que los hombres ya de por si le dan mas importancia al trabajo que a la familia y que si sus esposas no son felices ellos también no lo son, creo que la familia idealizada por muchos estará restricta a pequeños grupos en que ambos consortes decidan priorizar la familia antes que cualquier otra cosa.
Piensa en esto!

|

Comentarios

Actualmente hacer familia no es una prioridad para los jóvenes, eso lo tenemos claro todos los que tenemos hijos solteros que hace rato pasaron los 25 años, ellos quieren trabajar y disfrutar la vida, ojala estando en la casa de sus padres, así sus ingresos serán más fructíferos, porque no tienen grandes responsabilidades, uno se pregunta muchas veces ¿Qué habría echo yo si me hubiese tocado vivir mi juventud en esta época? creo que habría hecho exactamente lo mismo que hacen los jóvenes hoy en día, cuantos sacrificios paso uno casándose joven, criando hijos, trabajando y proveyendo un hogar sola (ese fue mi caso) entonces, uno ve ahora a los jóvenes en una parada tan distinta que hasta llega a justificarlos, lo que si puedo decir, es que el hecho de que la mujer se dedique tanto o más que su esposo al trabajo, terminará tarde o temprano perjudicando la relación familiar, porque la madre es el núcleo de toda familia, eso de que ambos esposos decidan priorizar la familia ante todo, en efecto llegara a ser privilegio de algunos que económicamente puedan solventar todos los gastos que demanda la vida actual, sin la necesidad de que la madre trabaje, además deberá existir por parte de la madre la voluntad de restarse del mundo del trabajo, cosa que implica un estancamiento personal de todas maneras, eso es lo que las mujeres actualmente no están dispuestas a hacer, y tienen todo el derecho a estar en igualdad de condiciones con el hombre, en realidad es complicado, lo que si me ha quedado claro con tu articulo es que mi padre que tuvo 8 hijos será recompensado por Dios y por supuesto mi madre también... 8 hijos ¡Dios mío! prefiero sinceramente que mi recompensa sea un poco menor jajaja muy interesante tu articulo Elmer

 

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar