Dolor abdominal

El dolor abdominal es uno de los motivos más frecuentes de consulta de Urgencias. Aunque frecuentemente la interpretación del cuadro clínico puede hacerse sin dificultad, en muchos casos su diagnóstico puede convertirse en un verdadero reto para el médico que se enfrenta a este diagnóstico.

AEROFAGIA

Las convenciones sociales limitan al ámbito de la más estricta privacidad determinadas funciones fisiológicas. No está bien visto, y puede generar situaciones embarazosas y poco agradables, que una persona eructe o expulse gases en público. Sin embargo, en ocasiones no es posible evitarlo, en especial cuando se sufre aerofagia o meteorismo, problemas vinculados con el exceso de aire o gases que provocan eructos crónicos, hinchazón abdominal o flatulencia, con consecuencias, por lo general, no demasiado relevantes para la salud, pero sí para la vida social.

RECTORRAGIA

Una rectorragia es la salida de sangre roja por el ano, bien sola o mezclada con las heces. El color de la sangre puede variar desde rojo brillante hasta granate, dependiendo de la localización del sangrado y del tiempo transcurrido hasta su emisión al exterior. Generalmente indica la presencia de una hemorragia digestiva baja (HDB), sobre todo de origen colónico, aunque el 10%-20% de las rectorragias de importante cuantía se deben a una hemorragia digestiva alta (HDA) masiva con tránsito intestinal acelerado, lo cual condiciona la falta de tiempo para la formación de melenas.

La Colecistitis

La colecistitis es la inflamación de la pared de la vesícula biliar y del revestimiento abdominal circundante. Por lo general, la colecistitis se debe a la presencia de cálculos en el conducto cístico, que conecta la vesícula biliar con el conducto hepático.


Meteorismo

Los gases intestinales, conocidos en términosmédicos como meteorismo, no son una enfermedad, sino más bien un síntoma que está en relación con la alimentación y el estilo de vida. Es un trastorno muy frecuente que puede evitarse con la adopción de determinados hábitos saludables. Sin embargo, según la edad y la forma en que se presenten, pueden enmascarar enfermedades tan importantes como el síndrome del intestino irritable. Eructos, ruidos, hinchazón abdominal y flatos son algunas expresiones que adoptan los gases intestinales.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar