De "EL NIÑO PADRINO" a su ahijada...

Buscando algunas cosas entre tantos recuerdos que guardo del minuto en que nacieron mis hijas, encontré esta carta del padrino de Florencia, un niño maravilloso que está en mi vida y me ha sorprendido año tras año con su dulzura. Lo impresionante es que lo escribió a los once años.
Com-partamos empieza así.
Querida Florencia, cuando vimos la luz por primera vez un sentimiento nació. Sé que fue raro, fue diferente a cualquier cosa que habíamos sentido antes. Pero de alguna manera lo hemos sabido manejar, lo sabremos compartir.
Ese sentimiento es AMOR, quiero que sepas pequeñita que no hay cosa más linda que amar y ser amado. De alguna manera algún día no muy lejano te darás cuenta por ti sola. Entenderás que lo más importante, lo que más te llena es el AMOR. Todos algún día reflexionamos acerca de aquello, nos damos cuenta de la verdad, de que necesitamos ser amados y amar. Este es el mensaje que te quiero dar, que cada vez que te sientas sola puedas confiar en mí, en tu familia y te vamos a guiar por lo que creemos es el buen camino. Ahora no entiendes mucho, eres una guagua de dos meses, pero después comprenderás esta filosofía de vida. Y en ese momento es cuando realmente sabemos que estamos vivos, cuando empiezas a disfrutar que te amen, que te quieran, que te apoyen, aprendiendo a dar tú. Siempre puedes confiar en mí, en las buenas y las malas yo voy a estar ahí. No te preocupes si alguna vez te sientes rara, eso es porque hay AMOR en ti.
Cada vez que mires el cielo o el mar yo estaré cuidándote. Cada vez que sientas la brisa yo estaré a tu lado.
Recuerda que el verdadero significado de la vida es el AMOR
Tu Padrino
David Becerra R.
|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar