Carta escrita por mi alumna Sara

"A mi maestra con cariño"

Hoy que lejos de ti estoy maestra querida, más aprecio el afecto y la devación que tú me entregaste, día a día; guiándome con tu sabio consejo a pesar de tu juventud.
Supiste llenar con cariño el gran vacío que había en mí; cuando dos muy queridas maestras, pero no al igual que tú, tuvieron que marcharse sin poder evitarlo.
Con lentitud, pero con mucha sabiduría; supiste ganar mi cariño. Cariño que por lo demás se conservará para siempre.
Poco a poco aprendí  a quererte, apreciarte como maestra y como mujer. Hablaba de ti a mis padres y hermanos; y repetía tu nombre con alegría y satisfacción.
También ganaste el cariño y aprecio de los míos, especialmente el de mi madre, quien con mucho respeto, te considera más que una amiga.
Cuando ya te conocí más bien; pasaste a ser mi refugio, me sabía  y sentía protegida por tí ante cualquier circunstancia.
Quizas me regaloneaste demasiado,ya que me permitía encapricharme contigo. ¡perdóname maestra, si fue demasiado abusar!
No vayas a creer que porque está humilde composición, habla de un tiempo pasado, yo de ti me he olvidado; en circunstancias que no es así. Pues en los momentos en que mi corazón, en este extraño colegio está desolado; te recuerdo y hasta me parece oirte, cuando mi actual maestra dice mi nombre.
Hoy con estas letras he querido agradecerte con mi corazón y mi mente lo que lograste hacer por mí. Te agradezco el haberme enseñado y guiado, te agradezco la confianza que depositaste en mí; te agradezco las alegrias que me proporcionaste, e igualmente te agradezco el haber soportado aquellos caprichos tontos que te dí.
Te recuerdo y recordaré siempre. Como la mejor de mis maestras, como la más fiel de mis amigas, como la más dulce y sabia, como la más  comprensible e inteligente. Porque  todas esas virtudes se encierran para mí  en un bello nombre: Rebeca Tiquer Drullinsky.
Estas humildes lineas fueron escritas con un gran cariño y agradecimiento para una gran maestra y mujer, de mano de una ex alumna que no se considera tal.
 
Sara Barahona Rosas

   

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar